jueves, 9 de febrero de 2017

Seis de cuervos - Leigh Bardugo


PLUS+
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2016
#1 (Bilogía Seis de cuervos)
EDITORIAL: HIDRA
PÁGINAS: 544  páginas.
TEMÁTICAS: Fantasía.

SINOPSIS: Kaz Brekker, un genio del crimen que regenta un antro de juegos de azar y apuestas conocido como el Club Cuervo, debe reunir a un grupo de seis personas con las habilidades necesarias para entrar (y salir) de la Corte de Hielo, una fortaleza

inexpugnable que mantiene bajo llave un secreto que podría dinamitar el equilibrio de poder en el mundo.
Es probable que nadie sobreviva a esta misión, pero si quiere hacerse rico más allá de lo que alcanza su imaginación, Kaz va a tener que jugárselo todo a una sola carta. Y esa carta es un Seis de Cuervos. 
Es tanta mi emoción de escribir ésta reseña que me han empezado a hormiguear las manos. Y ¿por qué? Pues es muy sencillo responder. Hace un par de meses conocí la pluma de Leigh Bardugo con su trilogía Grisha (reseñas exceptuando el primero en el directorio) No he sido capaz de enamorarme de la pluma de otra autora de fantasía como lo he hecho con ésta. El mundo Grisha fue increíble, tanto sus personajes como el mundo en el que habitan. Por esa razón, una vez el club follonero decidió sí o sí crear la lectura conjunta de “Seis de cuervos” yo ni siquiera vacilé en aceptar. Tengo tantas cosas para decir, pero me enfocaré en los puntos más importantes y que sin duda alguna, si aún no has leído ni la trilogía ni seis de cuervos te harán ir a buscarlos.

Además, voy aclarar que si deseas empezar con éste puedes hacerlo sin más, no es obligatorio leer primero la trilogía Grisha ya que los dos son series diferentes aunque se encuentren en el mismo universo. Sin problema podrás entender los términos, los grupos, ciudades, pueblos, etc. Lo grandioso de Leigh Bardugo es, que a pesar de que al principio se te dificulta ligeramente enfocarte en las palabras para definir las cosas, una vez sigas leyendo le agarras el tiro sin importar qué.

El punto de partida del libro es sensacional. Empiezas pisando terreno de una forma vacilante porque quizás no sabes qué es un Colporalki o un sanador, etc. En todo caso, tu imaginación irá desarrollando imágenes las cuales te succionaran pidiendo por más. Me gustó el inicio por el rumbo que va dibujando, las incertidumbres, las preguntas frecuentes infiltrándose en tu cabeza a la espera de una respuesta, por aquella razón me encanta la autora, te hace tener hambre del libro. Y una forma para hacerte desear continuar leyendo es introduciéndote la pregunta sobre la droga que desatará el horror en los Grisha. Y sin desear profundizar en la historia, nuestros protagonistas deberán resolver el misterio si desean tener los bolsillos llenos de dinero.

Lo más divertido y entretenido es que no sólo nos aferramos a un personaje en particular, sino a 6 de ellos. Kaz Brekker es un joven que ha tenido una vida difícil, pero a lo largo de los años aquellas tragedias le hicieron convertirse en lo que es. Tiene habilidades innatas, aunque no posee el poder de los Grisha su mentalidad calculable junto a sus destrezas lo harán ir de boca en boca de todos. Siempre se sostiene de su bastón en forma de cuervo, conserva aquella mirada dominante y en una sola ojeada puede traslucirte como un diamante en bruto. Para Kaz lo único importante es el dinero, y al presentarse aquella oportunidad la tomará. Junto a él se unirán personajes extraordinarios: Inej, Wylan y Jesper, quienes forman parte del club de cuervo. Seguido de ellos Matthias y Nina, un fjerdano y una Grisha.

Lo llamativo es que a partir de las multiples narraciones conocerás el pasado y el presente de cada uno. La autora no sólo te limita a conocer la aventura hacía la corte de Hielo, además te obliga adentrarte en los recuerdos del pasado para entender las acciones de todos ellos en el ahora. Al principio crees que, al haber una variedad de pensamiento por la descripción de todos los personajes, tu cabeza explotará, pero Leigh Bardugo con su escritura tan pulcra y especifica hará recordártelos siempre.

Cada uno de ellos se introduce en la aventura por una razón, además de que existe una conexión que los comunica a todos entre ellos. Las relaciones se forjarán, habrá lazos a punto de unirse o se volverán a adherir. No quiero que de mi emoción pueda soltar cosillas por ahí, en todo caso quiero remarcar puntos de cada uno y en mi parecer fueron los más llamativos. Ya hablé de Kaz, un increíble personaje con una construcción de pensamiento y personalidad bastante buena. Pero, así como también se encuentra Brekker en una posición muy buena, nunca evitarás quitarle los ojos a Matthias, por ejemplo. Matthias es un personaje fuerte, roto, con un balance entre el negro y el gris. Sin duda nunca dejará de sorprendernos y de mostrarnos que, a pesar de su oscura mirada, su furia, se esconde un manjar dulce y blando.

Nina es un soldado de Ravka, fiel a los suyos. Me sorprende el contraste de su personaje con el de Matthias, y sí, no abundare en ello, pero para ser sincera como buena fan del romance, estaba ahí echando purpurina cada vez y se cruzaban. Nina es un personaje femenino tan fuerte como el resto, es hábil, sin duda alguna de mis mejores personajes. En comparación quizás con Inej, con quien no sentí tanta conexión, pero eso no la hace menos. Inej es increíble, con su silencio y camuflaje pasa desapercibida para al final incrustarte sus garras en la espalda. Jesper, mi querido Jesper, mi risa y mi estúpida sonrisa salía a relucir en su mayoría cuando él abría la boca, me es imposible describirlo porque es de esos personajes que simplemente te echas a reír y dices: Oh… Jesper es… bueno, es Jesper. Y para finalizar Wylan. Del último hubiese querido saber más, porque si mal no recuerdo fueron pocas sus narraciones, casi estoy segura que puedo reducirla a una o dos veces. De él quise saber mucho más, y espero encontrarlo en la continuación de “Seis de cuervos”. No obstante, Wylan es increíble, ingenuo e inteligente, sabio, pero poco experimentado.

Otro aspecto muy interesante en la obra son las descripciones. Me es imposible dejarlo a un lado y no repetirlo puesto que las descripciones panorámicas son algo esencial. Ketterdam, el palacio de Hielo, todo. Se me hace increíble conocer más fuera de las paredes de Ravka (trilogía Grisha) quedé tan fascinada con el mundo que ir a fondo en otras localidades fue una experiencia única. Leigh Bardugo hace magia con sus manos, y no leerla al menos una vez seria entristecedor. “Seis de cuervos” ha sido de sobremanera una historia increíble. Como ya lo he dicho antes, tanto sus personajes como el mundo en el que se nos introduce, hacen a la novela única y original. La autora con su maravillosa pluma transforma unas sencillas palabras en algo fuera de lo ordinario. El mundo construido por sí misma, los percances o grietas a lo largo del camino que deberán enfrentar los personajes, y demás elementos importantes que engloban a “Seis de cuervos” te hace pedir más. Tuvo un final asombroso, de aquellos ansiados por continuar, y sin duda, de alguna manera lo leeré. 

¡CALIFICACIÓN! 




3 comentarios:

  1. Holaaaa!
    Sisisisiisisisis cada vez que veo una reseña de este libro me emociono a más no poder <3
    LA RESEÑA TE QUEDÓ PRECIOSÍSIMA! *se levanta y aplaude* Te felicito y, wow, me alegro de que te haya gustado tanto la lectura! Capturaste la novela a la perfección <3
    Un besote fangirl!

    ResponderEliminar
  2. Fue un libro que disfrute bastante.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Al principio tenía un poco de susto con esta historia porque la trilogía de Grisha no fue lo que esperaba y no quería que me pasará igual con Seis de Cuervos, menos mal que me anime porque fue una trama realmente increíble que me engancho muchisimo, me conquistó con su ambientación, las grandes descripciones que hacía de los lugares y de los personajes porque son controversiales, son las estrellas del libro y podemos conocer tanto su pasado como su presente, además ver como toda esta aventura los va cambiando de alguna manera.
    Besos

    ResponderEliminar